Normas morales: concepto, ejemplos, diferencias de las normas legales

El libro y la hoja de arce

El comportamiento humano está regulado y determinado por una amplia lista de factores. Una de las formas de regulación normativa del comportamiento es la moral. También se puede considerar como una forma especial de conciencia social y una especie de relaciones sociales. Los principios de la moral están contenidos en las normas morales.

¿Qué son las normas morales?

Las normas morales son un conjunto de reglas de comportamiento que se establecen dentro de una sociedad particular, dependiendo de las ideas que las personas tienen sobre el bien y el mal, la justicia y la injusticia. La persistencia de las normas morales se garantiza a expensas de la aprobación pública y la convicción interna de cada miembro de la sociedad.

Todas las normas morales se forman a partir de los principios reales, ideales, conceptos de bien y mal a disposición de las personas. Por lo tanto, todos pasan un cierto «tamiz social» a través del cual se tamizan todas las normas de comportamiento y las realmente correctas permanecen.

Debido a la presencia de normas morales, el comportamiento humano se regula en varias ramas y esferas de la vida social. En primer lugar, aquí podemos distinguir la vida cotidiana, el trabajo, las relaciones familiares y personales, las relaciones intergrupales y internacionales. Sin embargo, cualquier tipo de interacción está determinado por un conjunto específico de normas morales. Vale la pena señalar que las normas morales difieren notablemente de los requisitos especiales de cada rama por su carácter socialmente inclusivo, ya que son obligatorios para todas las personas. Se fijan en sí mismos requisitos especiales y constituyen la base y la norma de comportamiento de la sociedad, determinan la cultura de las relaciones interhumanas.

Cualquier norma moral debe justificarse en términos de la base de valor de la sociedad, así como sus ideales, porque las normas morales actúan como un instrumento subordinado de estos ideales.

El control sobre la observancia de las normas morales se forma bajo la influencia de la opinión pública y las autoridades, que se cultiva en la conciencia de la posición de cada persona en asuntos de ideas personales sobre lo digno e indigno, moral e inmoral.

Ejemplos de normas morales

A lo largo de la historia de la humanidad se han formado una gran cantidad de normas morales diferentes, la mayoría de ellas están consagradas en todas las religiones y enseñanzas modernas. Consideremos la lista de las normas morales más importantes

  • Prudencia. Una persona debe poder ser guiada por su propia razón, no por impulsos repentinos de emoción.
  • Abstinencia. Esta base afecta no sólo al ámbito de las relaciones personales, sino también a la cultura de la comida, el entretenimiento y todo el complejo de placeres. Desde la antigüedad, la gente ha llegado a creer que los bienes materiales son un obstáculo para los valores espirituales. La Gran Cuaresma es una manifestación específica de esta norma moral.
  • Justicia. Este principio se puede caracterizar con el proverbio «Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti». Es necesario mostrar respeto hacia otras personas.
  • Cortesía. También surge de la necesidad de respetar a otras personas. La cortesía es la base de la diplomacia.
  • Trabajo duro. En cualquiera de las etapas de la humanidad, en cualquier sociedad, siempre se ha fomentado el trabajo.
  • Humildad. Por humildad se entiende la capacidad de hacer una pausa y detenerse en el tiempo. Una persona debería poder detener sus impulsos a tiempo.

¿Cómo funcionan las normas morales?

El contenido del comportamiento de una persona está determinado por los principios morales que tiene, ya que contienen algunos algoritmos básicos de comportamiento en una situación particular. El conjunto de estos principios está determinado por las peculiaridades de una sociedad en particular. Tienen como objetivo regular diversas ramas de la vida humana, así como sus acciones. Al mismo tiempo, todas las normas morales están constantemente respaldadas por la autoridad pública, la disciplina y la opinión, y también están fijadas por la convicción de cada persona en la sociedad sobre la necesidad de adherirse a un comportamiento adecuado en condiciones específicas.

Vale la pena señalar otra característica de las normas morales. No son simplemente una consecuencia del orden social existente, sino que actúan como una justificación ideológica de ideas específicas de una persona sobre el comportamiento correcto o inadecuado, tanto en general como en una situación de vida particular. Ésta es una de las diferencias clave entre las normas morales y las costumbres y hábitos simples, como la celebración de cumpleaños, bodas y Nochevieja.

Consecuencias de violar las normas morales

En primer lugar, cabe señalar el carácter voluntario del cumplimiento de las normas morales. Sin embargo, la violación de tales principios da lugar a la imposición de determinadas sanciones, que se manifiestan en la valoración negativa y la condena del comportamiento de una persona concreta. Este carácter de las sanciones demuestra una condena moral y la prohibición de que una persona repita ese comportamiento en el futuro. Al mismo tiempo, estas sanciones morales pueden dirigirse tanto a una persona concreta como a determinados grupos sociales. Las sanciones morales actúan como otro pilar que sustenta y consolida los requisitos morales de las normas sociales.

Vale la pena señalar que algunas normas morales, o más bien su violación, pueden implicar sanciones mucho más estrictas, que están determinadas por las normas de requisitos formales que operan en la sociedad. Por ejemplo, si un militar le mintió a su comandante, tal comportamiento tendrá consecuencias graves, que estarán determinadas por el grado de gravedad de las consecuencias formadas como resultado del engaño.

Las normas morales se pueden expresar en forma positiva y negativa. Un ejemplo de positivo son leyes como «sé honesto», «respeta a tus mayores», «ayuda a tu prójimo». Las manifestaciones negativas implican el carácter prohibitivo de las normas, por ejemplo, «no robar».

¿Cómo se forman las normas morales?

Aquí, en primer lugar, hay que tener en cuenta que categorías como «bien» y «malo», «malo» y «bueno» son muy condicionales y relativas. Cada sociedad puede tener sus propios juicios de valor al respecto. Dado que la moralidad también se forma sobre la base de estas categorías condicionales, también tiene un carácter relativamente condicional, que será inherente a un grupo social particular. Además, la formación de normas morales está influenciada en gran medida por tradiciones y costumbres centenarias, que pueden variar significativamente de una sociedad a otra.

Actualmente, los científicos están muy interesados en los procesos de formación moral en diferentes grupos étnicos. Los estudios de esta naturaleza tienen como objetivo estudiar la evolución social y se basan en el hecho de que las normas de comportamiento se forman de tal manera que aseguran la supervivencia de un grupo étnico en particular, así como garantizan la continuación de la especie. En este caso, cada persona se comprometerá con el cumplimiento de las normas de la moral universal, porque se sentirá responsable ante la sociedad.

Funciones de las normas morales.

Las normas morales cumplen varias funciones importantes en la sociedad:

  • Vista mundial. Basado en la moralidad de la sociedad, existe la formación de orientaciones y categorías de valor: normas, evaluaciones y prohibiciones. Todas las personas en la sociedad están involucradas en el cumplimiento de estas actitudes.
  • Cognitivo. Cada persona puede aprender mejor sobre las peculiaridades de la cultura de su propia sociedad.
  • Regulativo. La moral actúa como un medio para regular la vida diaria de las personas. Al hacerlo, impone algunas sanciones, así como mantiene las reglas de comportamiento.
  • Evaluativo. El enfoque humanista se convierte en la base para considerar todos los fenómenos y procesos circundantes. Tal enfoque hace posible distinguir categorías convencionales como «bien» y «malvado».
  • Educativo. Asegura la transmisión de valores específicos de generación en generación.
  • Motivacional. El comportamiento de cada persona está determinado por una amplia gama de factores, uno de los cuales es la motivación, lo que empuja a una persona a la acción o la inacción.
  • Controlador. Un individuo debe ejercer autocontrol sobre sí mismo basado en el juicio de otros miembros de la sociedad.
  • Coordinación. Describe los principios de cómo las personas interactúan en diferentes circunstancias.
  • Integración. Concluye en la unidad de la sociedad, así como su integridad en relación con el mundo interno de una persona en particular.

¿Cómo difieren las normas morales de las normas legales?

Vale la pena señalar que la ley y la moral en la sociedad moderna se basan en principios similares, ya que están en guardia de los valores e ideales humanos universales. Sin embargo, siempre vale la pena recordar que la ley y la moral actúan como diferentes reguladores normativos. Cada una de estas categorías se caracteriza por sus propias características y área de influencia. Al mismo tiempo, estas categorías tienen ciertos puntos de contacto. Sin embargo, también hay ciertas diferencias. Consideremoslos:

  • Las normas morales por su naturaleza son bastante vagas e indefinidas. Las normas legales no permiten diferentes interpretaciones y siempre son definidas y claras;
  • Las normas legales se dedican a regular las relaciones sociales más importantes, que son clave desde el punto de vista del soporte vital humano. Las normas de moralidad regulan todos los principios personales y sociales del comportamiento;
  • Forma de consolidación. Las normas legales están consagradas en las leyes, las normas morales se depositan en la conciencia de la sociedad.
  • Las sanciones de las normas legales son proporcionadas por la coerción estatal, y las normas morales están protegidas por la posibilidad de condenación pública.

Conclusión

El surgimiento de las normas morales no es un proceso accidental desde el punto de vista de la evolución de la sociedad humana. Se formaron como una condición necesaria para garantizar el funcionamiento normal de la sociedad y sus miembros individuales. Las normas morales continúan evolucionando en paralelo con la sociedad